Inicio
Programa
Apertura
Palabras finales
Jornadas


<

©2010




Primeras Jornadas de Literatura y Psicoanálisis


Apertura

---


Liliana Heer


Estas jornadas, al actualizar la memoria de ciertos textos paradigmáticos, cruzarlos y ponerlos en tensión, aspiran a encontrar algunos ejes de la mitología nacional. Fueron concebidas como un acto de apropiación del legado creativo para pensar la Argentina actual, utilizando el pasado de brújula, advertencia, anticipación, radiografía de una crisis sobredeterminada por el malentendido de múltiples alianzas más acá de la ley.

La obra de arte hace hablar, incita a la proliferación y a la vez implica un desafío porque escapa a ser definida.

¿Qué es lo que le hace decir a un psicoanalista? Para Freud, el arte es una formación del inconsciente, en tanto Lacan lo inscribe en el registro de la producción, del objeto.

Desde la literatura, el acceso no es menos controvertido. La idea del secreto que encierra un texto nos conduce a su desciframiento tanto como al lugar de lo indecible. Los libros suelen borrar las huellas de la época pero el estilo literario es la historia misma, efecto de la trama política y cotidiana que se establece entre el lenguaje y la acción. Hay una serie rítmica de días, meses, años que configura el curso del tiempo legislado por un orden que acentúa los antes y los después, divide el continuo, imprime la marca que el arte dejó en el foro.

El nombre autopistas pretende remitir a frontera y a tráfico, en la doble acepción de transferencia y contrabando. Mientras los textos elegidos fueron puestos en un mismo carril, la idea de multiplicar el abordaje tiende a cernir los puntos de no relación, aquello que se resiste a ser inscripto y cuya materialidad es justamente resistirse.

Nuestro propósito fue abrir un espacio, dar lugar a versiones divergentes, complementarias y opuestas.

Recuerdo una pregunta que le hicieron a Emmanuel Lévinas acerca de cómo se empieza a pensar. Él respondió: por traumatismos o tanteos a los que uno ni siquiera sabe dar forma verbal; una pérdida, una escena de violencia, la brusca noción de la monotonía del tiempo. También agregó, se empieza a pensar leyendo libros. El papel de las literaturas nacionales es fundamental porque en ellas se vive la verdadera vida que está ausente pero ha dejado de ser utópica.

La subsistencia de una cultura depende de una singular ejecución de los ritos. Así como en una danza mítica quien participa no realiza una representación sino la encarna, la palabra no sólo designa y significa, es, opera. Entre los pueblos primitivos se evitan y conjuran amenazas mediante cantos, alaridos y gritos. Nosotros, afectados por la realidad, apelamos a lógicas de lectura, intercambio, análisis, discusión.